Perfil

Palabras clave: arte, arquitectura, arqueología, antropología, revista, magazine, web, blog, independiente, híbrido, disciplinas, contaminado, humanista, integración, internacional, estudiantes, jóvenes profesionales, micromecenazgo, colaborativo, plataforma, papel, bilingüe, red, conexión, afinidades, conocimiento, experiencias

Cómo empezaron: Tras la experiencia personal de Ana Asensio escribiendo para diversos medios internacionales (ver CV), se crea un blog personal como ejercicio de ordenación de ideas, buscando la filosofía que le diera sentido global a la labor realizada.
Pronto, ésta observa que aunque su visión fuera híbrida al observar el mundo a través de su disciplina, siempre tendría una única visión: la personal. Hacía falta una diversificación mayor. Así, lanza un llamamiento buscando colaboradores a través de las redes y los círculos de amigos, con el “manifiesto” de la filosofía del proyecto, y se funda The AAAA Magazine.

Filosofía de trabajo: El equipo de AAAA es una sinergia: trabajando en conjunto y creando un efecto más grande que el que podríamos conseguir por separado, o simplemente sumando esfuerzos independientes. Un lugar donde contaminar y dejarse contaminar, de las diferentes maneras de ver el mundo a través de la arquitectura.

Es para A.A.A.A muy importante la visión personal, los intereses, y la inherente multidisciplinariedad de cada autor. Nos importa “quién se es de verdad”, y quién se quiere llegar a ser; no los títulos académicos.

Así, todo el que quiera participar tiene siempre la puerta abierta.

Trabajo Real (organización, metodología…): The AAAA está compuesto sobre todo por autores (redactores, ilustradores, fotógrafos), traductores, editores artísticos y la dirección (que forma parte de todas las fases).

Los autores comienzan escribiendo para la edición diaria digital (www.theaaaamagazine.com) tras enviar un artículo de prueba. Estas publicaciones le servirán de “entrenamiento”, para sacar el talento oculto y perder el miedo escénico. Cada 3 meses editamos la revista en papel, para la cual se le enviará una convocatoria a los autores participativos de la web, con la temática de la monografía.

Los textos no se editan como suelen hacer otras editoriales. No se corrigen, sino que se tutoriza, se realiza una labor docente para que el nuevo autor pueda ir aprendiendo a comunicar sus ideas sin dejar de lado su personalidad, para así generar, transmitir y divulgar conocimiento con verdadera pasión.

Nuestra filosofía de trabajo es así la libertad, la sinergia, la pasión, y la comunicación empática.

Cuando recibimos los textos, fotografías e ilustraciones de los autores dentro de la temática de la monografía, y tras la revisión y edición por parte de la editora jefe, el siguiente paso es la traducción. Se le redirige a los traductores los documentos. Entre la redacción y la traducción invertimos dos meses. Posteriormente, comienza la maquetación de la revista, y el trabajo con la imprenta, para optimizar recursos, experimentar técnicas, y conseguir que cada publicación sea una edición especial. En esta fase es importantísimo el trabajo de los editores de arte, que aseguran la idoneidad de cada decisión.

Paralelamente a las publicaciones y su proceso, en AAAA es de gran importancia la labor de captación y compromiso con otras entidades afines. Colectivos, universidades, investigadores, revistas: todos aquellos que vamos conociendo y cuya filosofía y la nuestra se complementan o alimentan. Esta labor la realizan sobre todo los Embajadores y la Dirección, aunque sin olvidar la labor que cada autor ejerce.

Modelo de gestión (sostenibilidad-financiación):

– Aportaciones de micromecenas. Se anuncia por las redes la nueva revista y se hace una campaña de microfinanciación, es decir, con compromiso de pago una vez se haya reunido todo el dinero necesario para la publicación y distribución.

– El stock de revistas anteriores se vende a través de la web. [En proceso].

– La publicidad nos parece un elemento clave con una crítica poco favorable y poco justa: Sin embargo, en The AAAA pretendemos que la publicidad sea también sinergia: Buscamos los proyectos que respetamos y admiramos, y con los cuales tenemos algún tipo de vínculo, y es a ellos a quienes les ofrecemos la publicidad.

En el primer número ofrecimos publicidad gratuita como agradecimiento, habiendo logrado para nuestro número dos nuestro primer patrocinador oficial, la Universidad de los Andes de Bogotá, en sus Maestrías en Arquitectura e investigación.

Aprendizajes-referentes (actuales o históricos):  Los principales responsables de este proyecto provenimos de otras publicaciones internacionales, como Plataforma Arquitectura, Archdaily, Revista Internacional Arquine, Revista Código, Fundación Caja de Arquitectos, La Ciudad Viva, Revista URBS, Huffington Post, etc. Nuestro mayor aprendizaje han sido los esfuerzos de autodidáctica durante nuestros años universitarios, así como los esfuerzos propios realizando investigaciones paralelas a los estudios oficiales, inquietudes que a muchos nos ha llevado necesariamente a ser divulgadores.

Además, el entorno digital en el que vivimos y convivimos a diario nos han supuesto un aprendizaje y un desarrollo en los modos de comunicación: Las redes sociales, en especial twitter y facebook, han sido claves en este proceso.

Fortalezas del Proyecto: La participación es una fuerza imparable. Estamos estableciendo una red internacional que partía de una visión muy particular del mundo y las disciplinas. El mundo globalizado y las redes sociales hacen que se puedan establecer líneas de conexión entre esos nodos dispersos por la geografía. Esa conexión es fuerte, y crea nuevos puntos de origen de difusión del proyecto. Cada día sumamos nuevos colaboradores y lectores.

Toda esta variedad y complejidad se basa en una libertad muy grande a la hora de interpretar las temáticas y secciones que tratamos. Pero todo ello se enmarca en un perímetro firme que es la filosofía de la revista y el manifiesto. De esta forma podemos dar orden a todas esas ideas, y realizar una única y rica comunicación: Todo pasa por la dirección editorial y artística, asegurando la claridad de la línea editorial en cuanto a comunicación y arte. Estamos trabajando en desarrollar un proyecto fuerte, sin límites geográficos, heterogéneo, libre, y coherente. Creo que esa es nuestra mayor fortaleza: el equilibrio.

Debilidades. Ninguno de nosotros nos hemos formado de manera reglada en el mundo editorial, ni hemos tenido antecedentes directos. Cada paso es un esfuerzo personal, un aprendizaje y sobre todo, un experimento. En cada paso vamos definiendo nuestras estrategias a seguir. Esto quiere decir que algunas de las decisiones que tomamos pueden no dar buenos resultados, con lo cual toca redefinir conceptos. Nuestra debilidad puede ser el la necesidad de tropezar para avanzar.

Todos los que formamos parte de este proyecto somos personas jóvenes, estudiantes o profesionales. No renunciamos a la hora de generar y transmitir conocimiento a esas “impurezas” que otros liman. Ingenuidades, particularidades, posibles defectos, sueños y miedos son una parte más de nosotros y de nuestro proyecto. Puede ser visto como una debilidad (aunque no lo es para nosotros).

Redes /Colaboradores/agentes asociados

The AAAA Magazine está presente en numerosos espacios virtuales y redes sociales. Trabajamos paralelamente en wordpress, facebook, twitter, pinterest, linkedin, etc. La necesidad de generar red es constante. Es ahí donde encontramos a la mayoría de nuestros colaboradores.

En nuestra web, dedicamos además un espacio a nuestros partners, aquellos grupos con los que tenemos establecida una colaboración mutua (por ejemplo, Arquideas, StepienyBarno, la Red de Estudiantes de Arquitectura de Chile, así como revistas y editoriales afines. Participamos y apoyamos sus proyectos, y ellos los nuestros, y realizamos difusión mutua de nuestras labores.

Sobre el trabajo de edición. ¿Qué es para vosotros editar?

Editar es perseguir que un texto, una fotografía, un dibujo, un formato cualquiera, sea perfecto. Que comunique en su plenitud, que haga una ordenación perfecta de las ideas, y que haga todo ello sin renunciar ni un ápice a los sentimientos que hay entre las líneas, a la personalidad e inquietudes de cada autor.

Eso no se hace sólo corrigiendo y haciendo una labor “clásica” de edición. Se realiza transmitiendo estrategias, conocimientos y experiencias que lleven a cada autor a lograr la mejor composición y transmisión de sus ideas y sentimientos, sin restar importancia a ninguna de las dos. Editar es motivar, provocar, observar y siempre, transmitir.

¿Qué valoración hacéis de los encuentros?

Como comenté en las redes tras los encuentros, el balance de esta actividad fue el de “grandes encuentros”. Me pareció acertadísima no solo la selección de participantes y el enfoque, sino todas las fases: la preparación de la sala, la exposición de trabajos, la integración. Realmente el mayor regalo que nos llevamos todos los participantes (ponentes y asistentes) fue el de hacer grandes encuentros. Conocer el trabajo de otros compañeros, aprender de él, y poder explicar el trabajo que realizamos, con total y cómoda sinceridad, para que a otros editores les pueda ser útil.