PERFIL

¿Cómo comenzaron?

El Taller de Ediciones Económicas inició en otoño de 2010 cuando Gabriela Castañeda y Nicolás Pradilla trabajábamos como diseñadoras editoriales. Ambas teníamos interés en fundar una editorial que trabajara con publicaciones de artistas contemporáneas, así que nos dimos a la tarea de indagar acerca de algún modelo de trabajo que nos permitiera publicar tiradas cortas sin extenuar los presupuestos. De este modo optamos por conseguir un duplicador electrónico de segunda mano y producir todo nosotras mismas.

Durante el primer año publicamos una serie de libros con artistas de Guadalajara, México, entre los que se encuentran Samara Guzmán, Verónica Flores, Fernando Palomar y artistas de otros sitios del país como Pablo Rasgado, Jaime Martínez y Balam Bartolomé. De ese modo transitamos de diseñar publicaciones a editarlas. En ese momento, fue importante aprender a imprimir con nuestras propias manos, ensuciarse; hacer el trabajo nos desenajenaba en el proceso. El mismo hacer (cargar resmas, acomodar pliegos, separar merma) nos obligó a poner en duda constante la razón por la cual publicar. Posteriormente ambas hicimos estudios en otras áreas: Gabriela en filosofía y Nicolás en historia del arte.

Filosofía de trabajo/Política editorial:

Actualmente procuramos publicar sólo textos que consideramos relevantes en el marco en el cual circulan. En ese sentido abogamos por una política de ralentización de la producción de escala manejable y situada. Es decir, que podamos publicar con recursos materiales asequibles sin precarizar al equipo de trabajo que desarrolla cada proyecto, tomando el tiempo necesario para ello y considerando su pertinencia en el contexto de México y América Latina.

Ante un panorama local que ha tendido a sobreproducir publicaciones de artistas y fanzines como mercancías autopoéticas, hemos optado por poner más atención en la circulación pertinente de discusiones que se enmarquen críticamente en el violento contexto nacional y la forma en que las distintas aproximaciones prácticas desde el arte y la producción visual se anudan en estos marcos.

Así mismo, tratamos de que las características físicas de los libros que publicamos sean poco costosas para no impactar los precios de venta al público y que los títulos sean accesibles en un contexto como el mexicano en el cual los libros, a pesar de no tener impuestos, son poco accesibles en relación con los ingresos de una población que no está demasiado habituada a la lectura.

Organización/Metodología de trabajo:

Somos un equipo pequeño de trabajo. Usualmente, en una publicación participamos tres o cuatro personas que coeditamos el proyecto y que, a su vez, cada una de ellas se encarga de tareas específicas como la corrección de estilo, traducción, maquetación y lectura. Usualmente una o dos personas de este mismo equipo se encargan de gestionar los recursos necesarios para el proyecto cuando estos no pueden ser cubiertos con presupuesto propio. Hasta hace poco tiempo, la distribución la realizábamos como parte del TPE, la cooperativa de producción y circulación de la cual formamos parte, sin embargo, al tratarse de editoriales sin fines de lucro, todas realizamos otras actividades para el sustento diario, por lo cual el TPE ha decidido iniciar una relación de trabajo con Fauna, una nueva distribuidora de publicaciones vinculadas al arte contemporáneo que actualmente se encarga de ello en redes de librerías y la cooperativa se limita a trabajar ferias.

Modelo de gestión/financiación:

Somos una editorial autónoma, entendiendo autonomía como interdependencia. A pesar de no estar asociados a ninguna institución, de vez en cuando coeditamos o sometemos proyectos a becas. Priorizamos la puesta en circulación de contenido que consideramos pertinente en nuestro contexto, por lo cual buscamos los recursos necesarios para financiarlos, ya sea mediante subvenciones estatales o de algunas fundaciones privadas que otorgan apoyos económicos. Esto nos ha permitido publicar algunos títulos que, por su costo de producción, sería imposible bajo un esquema de independencia financiera. Esto, al mismo tiempo permite reducir los precios de venta al público y permitir un mayor acceso.

Aprendizajes/Referentes para vosotros o vuestro proyecto:

Nuestros referentes más inmediatos tal vez sean Traficantes de Sueños o Tinta Limón, proyectos políticos de reflexión y organización que tienen a la editorial como espacio para compartir discusiones e intereses. Nos interesa particularmente la forma en que organizan horizontalmente el sustento de un proyecto militante. Otra referencia organizativa reciente es el colectivo Guerrilla Translation y su apuesta por un cooperativismo abierto. La forma en que estas colectividades se organizan ha dado pie, aunque todavía de manera discreta, a discusiones acerca de nuestra forma de organización como editorial y cooperativa de producción y circulación. Tenemos pendientes bastantes discusiones para pensar en la mejor forma de echar a andar estrategias a partir de estos y otros aprendizajes, sin embargo es hacia donde nos interesa orientarnos.

Otra discusión central actualmente está dada en torno a la autoridad del libro en la producción de sentido y el peso que su carácter mercantil tiene en esta construcción. En ese sentido hemos tratado de llevar la circulación de las ideas hacia plataformas dialógicas que no forzosamente tengan al objeto en el centro y que pongan énfasis en relaciones no productivas, como charlas, talleres abiertos o seminarios. En ese sentido hemos pensado recientemente en la noción de política en femenino propuesta por Raquel Gutiérrez Aguilar,[1] como una herramienta para pensar en el libro y la circulación de las ideas a partir de su valor de uso.

Fortalezas (y debilidades) del proyecto:

Tal vez las fortalezas sean a su vez las debilidades del proyecto. Al tratarse de una editorial sin fines de lucro hemos tenido la libertad de avanzar lento y publicar lo que nos da la gana sin demasiadas presiones de mercado, sin embargo esa misma estructura precarizante ha impedido que podamos concentrarnos completamente en él. Justo la atención reciente a los procesos de Guerrilla Translation, Traficantes de Sueños o Tinta Limón tiene que ver con indagar en la forma de sortear esta contradicción y flexibilizar nuestra práctica sin someternos a esquemas precarios.

Motivaciones para seguir trabajando:

Ahora tenemos más claro el foco en las discusiones que nos interesan. Si bien en un principio nos motivaba el acto mismo de publicar, así como explorar las limitantes del sistema de impresión, ahora estamos concentradas en indagar en la pertinencia de los contenidos que se imbrican con las preguntas que nos hacemos en torno a la organización política, el trabajo colectivo y las discusiones situadas. Esto ha tendido a encaminar de forma tal vez más pertinente nuestros intereses como editoras y abrir otras vías de hacer público que no forzosamente pasan por el objeto libro.

REDES / COLABORACIONES / AGENTES ASOCIADOS:

Nuestras redes más cercanas están actualmente en vínculo con la Cooperativa Cráter Invertido y las editoriales que conforman la cooperativa de producción y circulación, TPE, entre las que se encuentran Islario, Zúngale, Vacaciones de Trabajo, hormiguero editorial, s-ediciones y la agencia de medios libres SubVersiones, sin embargo hay vínculos cercanos con muchas otras editoriales que están repensando la práctica desde distintos campos como Ediciones Estridentes, Gato Negro, La Casa del Hijo del Ahuizote, en México o La Impresora y Beta-Local en Puerto Rico, con quienes hemos comenzado a pensar en el trabajo precario de las organizaciones de artistas y las vías para establecer esquemas horizontales y justos, así como fortalecer las redes de colaboración en un equipo de trabajo en conjunto con agentes de TEOR/éTica en Costa Rica. En 2019 estamos echando a andar un proyecto dialógico con PAOS Guadalajara que busca no centrarse en la productividad, sino en el ocio y los espacios de encuentro como la fiesta o el comedor.

 

¿QUÉ ES PARA VOSOTROS EDITAR?

Editar es establecer puentes y compartir herramientas que permitan hacer preguntas y cambiarlas constantemente. No pensamos en la edición como un acto enunciativo, sino de compartir preguntas para avanzar en diálogo, fomentar pretextos para el encuentro y la charla, para cuestionar nuestro territorio y (des)aprenderlo.

[1] Raquel Gutiérrez Aguilar, “Políticas en femenino: transformaciones y subversiones no centradas en el Estado”, en Horizonte comunitario-popular. antagonismo y producción común en América Latina (Puebla: BUAP, 2015).