Perfil:

¿Cómo y cuando surge EDITA, bajo qué motivaciones, necesidades y parámetros?

EDITA nace en Huelva, el 19 de abril de 1994, con la intención de reunir pequeños editores y crear una plataforma para visibilizar y dar a conocer el mundo de la edición independiente y alternativa en España, un sector periférico de la edición que se caracteriza por el riesgo de sus publicaciones y la innovación en el lenguaje artístico. El marco del proyecto fue cultural, en el sentido más amplio de la palabra, publicaciones de poesía, arte, filosofía, historia, política, literatura, teatro, cómic, cine, música, etc., editadas sobre cualquier tipo de soporte: papel, vinilo, videos, dvd, revistas ensambladas, libros objeto, arte-correo, etc. En aquellos años pre-digitales, las publicaciones on-line todavía no existían.

¿Cual es la filosofía de trabajo que ha orientado EDITA durante todos estos años? Nos interesaría conocer el enfoque o sus posibles variaciones a lo largo del tiempo, y cómo éstas se han relacionado y comprometido con el tejido cultural de Andalucía.

A lo largo de estos 21 años y 31 encuentros, EDITA se ha caracterizado por su flexibilidad, apertura y adaptación a los nuevos lenguajes del arte y la tecnología. Nunca nos planteamos convertirnos en una organización desde la cual gestionar y modular el sector de la edición independiente, simplemente nos convertimos en una red, en un escaparate y referente de cuantas publicaciones independientes demandan darse a conocer, e intercambiar experiencias. Ha sido durante muchos años un encuentro, en el sentido estricto de la palabra, un espacio de confluencias donde han nacido nuevos proyectos editoriales, así como coediciones, distribuciones en paralelo, intercambio de autores, y otros eventos similares al encuentro que han nacido como réplicas del encuentro del propio seno de EDITA.

Del millar de publicaciones que han participado en EDITA, cerca de 200 eran proyectos andaluces, esto nos ha permitido situar Andalucía como referente de la edición independiente en el contexto nacional. No hay que olvidar el importante papel que EDITA ha desarrollado en la difusión de algunos lenguajes artísticos, como el performance o arte de acción, convirtiendo sus programas en uno de los escenarios más destacados en la introducción del performance en Andalucía, papel recogido por Rubén Barroso, investigador y comisario en la exposición “Fuera de Catálogo. Arte de Acción en Andalucía (1990-2006)” expuesta en 2006 en el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo de Sevilla. Esta labor en favor del tejido cultural andaluz fue reconocida en 2012 con la concesión a EDITA del Premio Progreso de Andalucía, otorgado por la Federación Andaluza de Municipios y Provincias, y la Junta de Andalucía, y en 2013 con el premio de la Feria del Libro de Artista y Ediciones Extrañas de Sevilla.

Creemos que la organización y la metodología empleada en la consolidación de esta iniciativa es muy valiosa porque en cierta forma han ido reflejando y traduciendo la problemática en torno a la producción y las políticas de la edición independiente acaecidas en Andalucía. Nos gustaría conocer como se ha planteado el trabajo real para que un proyecto tan longevo como EDITA sea posible a lo largo de estos años. ¿Podría explicarnos cual ha sido la organización y metodología de trabajo en este recorrido, así como otros datos/hechos que considere relevantes al respecto?

El éxito y permanencia en el tiempo de un encuentro como EDITA, se debe en gran medida al amor y entrega vocacional, y a la flexibilidad a la que antes hacia alusión, no sólo en los parámetros formales donde se enmarca el evento, atendiendo a un amplio arco de publicaciones, sino a la flexibilidad en el concepto mismo de la gestión del programa. El trabajo de búsqueda y pesquisa, de contacto con las editoriales, es la principal fuente de la que se nutre EDITA, esta base permite la creación de una auténtica red cuya cita anual se materializa en los encuentros de Punta Umbría, en Huelva, y desde hace cinco años en otros países como México, Colombia, Brasil o Portugal. El diseño de un programa de comunicaciones breves, y la exposición al público de las publicaciones asistentes, en los espacios aledaños, permite una agilidad y participación que confiere a los editores el protagonismo directo del encuentro. En EDITA no hay un público pasivo, existe un permanente tráfico de discursos, y un constante flujo de propuesta creativas. Es importante resaltar el hecho de celebrar el encuentro en una localidad pequeña, donde la convivencia es permanente a lo largo de la jornada, posibilitando el diálogo y el acercamiento entre los participantes.

¿Cómo se plantea su Modelo de Gestión (sostenibilidad-financiación)?

EDITA es un proyecto de bajo coste, cuya principal fuente de financiación proviene de los propios participantes que sufragan el viaje hasta Punta Umbría, y desde hace algunos años la manutención (salvo los editores procedentes de América latina). Los alojamientos, el equipo técnico, material y humano, y la edición del cartel y el programa de mano, corre por cuenta del Ayuntamiento de Punta Umbría.

¿Podría resaltar que Aprendizajes-referentes (actuales o históricos) han sido determinantes en su trayectoria al frente de EDITA?

EDITA ha sido para mi, en si mismo un referente, y una fuente de experiencias e inspiración, podemos decir que ha sido un aprendizaje autodidacta, he aprendido de los errores y el encuentro se ha ido transformando poco a poco con las aportaciones de los propios participantes. Las ideas fluyen generosamente y la capacidad para escuchar y aprender, siempre está abierta. Quizá el movimiento libertario y asambleario del que formé parte durante mi juventud en Valencia, han contribuido en gran medida a forjar ese espíritu abierto y conciliador, que hace de EDITA un lugar común.

¿Dónde cree que se sitúan las fortalezas del proyecto? ¿Dónde sus debilidades?

Las fortalezas se sitúan en el carácter participativo y abierto del propio encuentro, y la mayor debilidad es la falta de recursos para delegar funciones que asumo y centralizo en la organización del encuentro.

¿Cuáles son sus Motivaciones para seguir trabajando?

La principal motivación es la fe en un proyecto que alimenta el concepto de bibliodiversidad, de pluralidad frente al pensamiento único, así como la convicción de estar creando de un espacio cultural alternativo, libre de las condiciones sibilinas y el corsé mediático de los mercados convencionales. Una red de plataformas y espacios editoriales horizontales, plurales, con una libertad de creación y acción que enriquecen el arte y el pensamiento del siglo XXI.

Redes /Colaboradores/agentes asociados:

Las conexiones de EDITA se extienden en la actualidad más allá de las lindes de nuestra comunidad a otros países, sobre todo americanos ¿Podría apuntar algunos datos sobre cual es el mapa relacional de redes, colaboradores y agentes asociados que engloba EDITA tanto en Latinoamérica como en nuestro entorno más cercano – resto de España y Portugal?

EDITA a lo largo de estos 21 años se ha ido transformando en una autentica red de proyectos editoriales, que vincula editores así en la península como a uno y otro lado del Atlántico. Desde el año 2005 empezaron a llegar a EDITA Punta Umbría, asistentes procedentes de países americanos, y en el año 2010 decidimos abrir una sede de EDITA en México. Ya llevamos cinco ediciones, celebradas en Ciudad de México, Cuernavaca y en Puebla, que se ha establecido como sede permanente de EDITA México. En 2011 abrimos sede en Colombia, donde se han celebrado tres ediciones de EDITA en las localidades de Sabaneta, Itagüí y Envigado, en el área metropolitana de Medellín. En 2012 se celebró en Cerquilho, estado de Sao Paulo, el único EDITA Brasil hasta la fecha. Y desde 2013 hemos abierto sede en Portugal, los dos primeros años en Lisboa, y en este próximo año en Oporto. Además de estas sedes, para el año 2015 tenemos previsto celebrar EDITA Frontera, en Tijuana, destinado principalmente a los editores independientes del norte de México y a los editores hispanos de los EE.UU., y EDITA Caribe, en Mahahual (Quitana Roo, México) destinado a los editores independientes de la región Caribe.

En el año 2011 a raíz de la celebración de EDITA México y del contacto con los editores mexicanos, en concreto con Alejandro Zenker, de Ediciones El Ermitaño y Solar Ediciones, nace RIEPA, la Red Internacional de Editores y Proyectos Alternativos, proyecto que basicamente consiste en una página de internet, donde editores participantes en los diferentes encuentros de EDITA y editores independientes afines al proyecto, intercambian información, profundizan en el debate y dan difusión a sus respectivas plataformas editoriales.

Otro de los proyectos que pusimos en marcha durante los años 2013/2014, coincidiendo con el 20 aniversario de la fundación del encuentro, fue el denominado EDITA Nómada. Se trataba de reproducir, de forma itinerante y en una sola jornada, mediante exposiciones, un documental y actividades como conciertos, recitales, performances, y mesas redondas, las diversas actividades que se realizan durante los encuentros en Punta Umbría. La muestra se inició en marzo de 2103 y terminó en febrero de 2014, y recorrió las principales localidades de la península, de donde provienen los editores habituales del encuentro: Barcelona, Valencia, Sevilla, Lisboa, Moguer, Loulé, Cáceres, Córdoba, Granada, Bilbao, Monachil y Madrid.

En la actualidad mantenemos abierta una página we (www.bibliodiversidad.com y un blog www.edita2013.blogspot.com) que dan información puntual sobre los diversos encuentros que se celebrar a lo largo del año.

La formula para extender EDITA en otros países pasa por encontrar colaboradores y coordinadores en el país receptor, y por reproducir lo más fielmente posible, el programa matriz de EDITA Punta Umbría. Por lo general existen coordinadores locales que son editores o gestores vinculados a EDITA, que a su vez, en cada país, buscan los recursos y contactan con algunas instituciones que apoyen el proyecto. En trabajo en red es la naturaleza de EDITA.

Sobre Edición.

¿Qué significa para usted editar?

Editar es arte y es comunicación. Es una forma de crear espacios para la creación y el pensamiento, una manera de construir, desde la diversidad, otros mundos posibles.

¿En su opinión, cuales cree que son los retos a los que se enfrenta la edición independiente en Andalucía?

El tejido editorial independiente es y ha sido tradicionalmente en Andalucía, un escenario fértil y heterogéneo. El reto ahora es crear los circuitos y espacios para que esta actividad se conozca y llegue a los lectores, esto supondría una transformación de los modelos de difusión, distribución y lugares de venta de las publicaciones.

¿Desde la perspectiva acumulada que le ofrece EDITA, en términos de bibliodiversidad, qué futuro le augura a la edición independiente a corto/medio plazo en nuestra comunidad autónoma y cual le desearía a largo plazo?

Creo que la edición independiente será en el futuro, en Andalucía como en el resto del estado, un sector imprescindible para acoger y proyectar la irrupción, cada vez más numerosa, de autores y tendencias que inundan la escena editorial nacional.