Perfil

Palabras clave: “revista ensamblada”, “arte postal”, “experimental”, “electrografía”, “no lucrativo”.

Cómo empezaron: a partir de una propuesta de alumnos de realizar una revista en la Escuela de Arte.

Filosofía de trabajo: colaboración y autoedición. Cada participante debía plasmar su idea 500 veces.

Trabajo Real (organización, metodología…): necesaria la figura de un coordinador que posea:

-un buen calendario o agenda.

-ningún problema para acuciar cuando sea necesario.

-ningún afán censurador, o una mente abierta que admita todas las posibles colaboraciones.

Por último, el mayor trabajo consistiría en embuchar las distintas colaboraciones en cada ejemplar, para lo cual se convocaba a los colaboradores para ayudar en este cometido. En esta fase es necesario que una persona esté encargada de controlar que el orden de las colaboraciones sea el adecuado y en caso de existir numeración (1/500, 2/500,…) que la numeración de los ejemplares coincida con el número del contenedor.

Modelo de gestión (sostenibilidad-financiación): para el número 0 la Escuela de Arte cedió el uso de una fotocopiadora, el resto fueron aportaciones de comercios y particulares. Lo obtenido de la venta se invirtió en el número siguiente y así fue creciendo. Nadie se lucró de este proyecto.

Aprendizajes-referentes (actuales o históricos): este tipo de revistas, denominadas “revistas ensambladas”, tienen un largo recorrido, quizás ha sido en Arte Postal donde mas significativo ha sido su uso. En el germen de este proyecto tomamos como inspiración algunas de las que en ese momento estaban activas en Arte Postal: “Píntalo de Verde”, “La caja de Truenos” (ambas bajo la dirección de Antonio Gómez), “El Paraíso” (de José Luis Campal), “La Piedra Lunar” (de Emilio Sánchez Vicente, Corpa), “Tensetendoned”  (P.A., USA), “Artbrain” (Ámsterdam, Holanda), “Maní Art” (Grandfresnoy, Francia), “Brain Cell” (Osaka, Japón), “The Impenitent Sausage Machine”  (Northumberland, Inglaterra), entre otras. También existió interés por la electrografía (la mayos parte de las colaboraciones fueron fotocopias), en este campo citaremos como referente principal el Museo de Electrografía de Cuenca a cargo de José Antonio Sarmiento y los fanzines: “P. O. Box” (Barcelona), y “Amano” (Madrid)).

Fortalezas del Proyecto: la mayor fortaleza de este proyecto estuvo en el hecho de no ser lucrativa y la capacidad de admitir todo tipo de colaboraciones.

Debilidades: el trabajo y la implicación (todo ello de forma altruista) que suponían al coordinador, produjo que finalmente nadie quisiera asumirlo. No obstante CONTAINER no se retiró, simplemente está a la espera de que alguien asuma la labor de coordinación.

Motivaciones para seguir trabajando: “el amor al arte”, la experimentación y la cooperación.

 

Redes /Colaboradores/agentes asociados

Lo abierto del proyecto dio lugar a que participasen además de personas individuales (artistas plásticos, literarios, científicos, …), colectivos, organizaciones, comercios y entidades de diversa índole (desde Greenpeace al Museo Nacional Reina Sofía), la relación detallada sería muy larga.

 

Sobre el trabajo de edición, ¿qué es para vosotros editar?

El concepto de edición se ha ampliado mucho en los últimos años. Básicamente sería la preparación de una obra (del tipo que sea: plástica, musical, literaria, visual, etc., única o múltiple, periódica o no, etc.) para ser publicada, cuidando (o no) de su forma y contenido.

 

¿Qué valoración hacéis de los encuentros?

Muy positiva.

-Permite abrir al alumnado de la facultad diferentes posibilidades contadas por sus autores directamente.

-Propicia que dichos autores puedan establecer contacto.

Quizás, se podría completar con la realización práctica de una experiencia editorial, cada año coordinada por una persona distinta y por tanto con planteamientos diferentes.