PERFIL

¿Cómo comenzaron?
El proyecto lo inicia Franck Larcade y toma su nombre de una fábrica abandonada donde comenzamos como centro de prácticas artísticas haciendo proyectos con artistas como Jon Mikel Euba, Loïc Touzé o Sergio Prego. Posteriormente consonni abandonaría la fábrica para trasladarse a una oficina y comenzaríamos entonces a pensar en términos de producción con artistas como Andrea Fraser, Ibon Aranberri, Itziar Okariz, Saioa Olmo, Iratxe Jaio&Klaas van Gorkum… Es un paso importante puesto que abandonamos esa pertenencia al lugar concreto y comenzamos a pensar en formatos específicos para cada proyecto (una performance grabada con cámaras ocultas en el Museo Guggenheim, una visita guiada a un parque de atracciones, una marcha zombi por una zona comercial, una película con material de archivo de la EITB…). En 2009 empezamos a publicar libros sobre nuestros proyectos de forma tímida y pasamos años con una línea editorial asociada a la productora. De ahí comenzamos a publicar ensayos sobre crítica cultural y a día de hoy nos definimos como editorial. Ahora la producción de proyectos artísticos mira a los libros para que el soporte libro dialogue con otros lenguajes en la amplificación de contenidos críticos.

Mursego en el Radio Show consonni “Ficción, crítica cultural y feminismo” en Azkuna Zentroa, 2017. Autoría: Maite Arberas

 

Filosofía de trabajo/Política editorial:

Nos centramos en lo que llamamos cultura crítica. Nuestro lema es “producimos y editamos cultura crítica”. Buscamos amplificar un contenido que se mueva entre la crítica cultural y la cultura crítica. Paper por ejemplo es una colección de crítica cultural. Investigamos fórmulas por las que la producción cultural interroga a la sociedad contemporánea. Amplificamos voces del arte y la cultura editando operas primas o fortaleciendo trayectorias literarias.

Estamos trabajando en iniciar dos nuevas colecciones que investigan de muy distinta forma que es eso de la “cultura crítica”. El origen del mundo busca otras formas de pensar, sentir, representar e imaginar la vida, sumergiéndonos en la ficción especulativa, las utopías literarias o con ensayos que analizan la relación entre economía, cultura y territorio o el diálogo entre ciencia y arte.

“Marcapáginas” de Maider López producido por consonni, 2018. Autoría: Maider Lopez

 

Selección de autor*s

El primer libro de la colección Paper de crítica cultural, Salir de la exposición de Martí Manen , también fue el primero de su autor y cada vez que lo reimprimimos se nos agota. En este sentido, hemos publicado a profesionales de la cultura y el arte, sus primeros títulos que se han ido convirtiendo en libros referenciales: El arte de la mediación de Oriol Fontdevila, La línea de producción de la crítica de Peio Aguirre, Cuerpos que aparecen de Maite Garbayo o La Rue del Percebe de la Cultura de Mery Cuesta entre otros, son ejemplo de ello. Por otro lado, también hemos apostado por libros muy reconocidos pero no traducidos hasta ahora como la novela experimental de la crítica cultural y activista feminista Lucy Lippard Yo veo / Tú significas o Video Green de la novelista y ensayista Chris Kraus, considerada por el New York Times como una de las escritoras de arte contemporáneo y cultura más inteligentes y originales pero que a día de hoy en España no tiene todavía el reconocimiento que se merece. Por otro lado en la nueva colección El origen del mundo, vamos a publicar autoras muy conocidas como Donna Haraway u otras más desconocidas y jóvenes como la activista Charlene Carruthers sobre el movimiento negro feminista y queer. Esta colección cuenta con un consejo asesor de más de una veintena de profesionales que nos aconsejan aquellas títulos o autoras que nuestra comunidad de proximidad demanda. Se abre así diálogo muy productivo y se formalizan las típicas sugerencias informales que todas las editoriales recibimos pero que muchas veces se invisibilizan.

Organización/Metodología de trabajo:

Tenemos el trabajo departamentado, quién se encarga de contenidos, de administración económica, de producción, comunicación, distribución… Pero al mismo tiempo, el diálogo y trasmisión de la información es constante y es muy importante considerar que es un trabajo colectivo donde los departamentos deben estar interconectados. Hay un texto que ha sido fundamental para organizarnos que es La tiranía de la falta de estructura de Jo Freeman, un texto muy importante en el activismo feminista que indica lo importante de formalizar las relaciones (que son todas relaciones de poder). En ese sentido, nos parece importe estructurar las dinámicas laborales, realizar contratos, repartir tareas, poner en común, invertir tiempo en el organizarse. Poniendo un ejemplo concreto, todos los años nos vamos a un espacio rural, Azala, para poner en común y soñar el futuro. Poner sobre la mesa nuestros deseos y consensuar objetivos. Para atender aquello que las obligaciones diarias no nos permiten mirar.

Modelo de gestión/financiación:

Trabajamos arduo para diversificar fuentes y formas de financiación. Hasta ahora, sobre todo han sido las formulas públicas las que más hemos desarrollado (contratos con instituciones o subvenciones) pero estamos investigando otros modelos. Este sistema de financiación tan dependiente e impredecible se basa en la auto-explotación y la inestabilidad constante que nos impide ser todo lo osadas y autónomas que queremos ser. Ambicionar ser más autónomas de los presupuestos públicos no quita para que pensemos que se debe seguir exigiendo un apoyo por parte de sector público a la cultura. No se trata de abandonar un camino por otro, sino de conseguir una forma de empresa o de organización coherente con los discursos críticos que difundimos. Parafraseando a María Ruido que a su vez cita a Godard, que nos permita trabajar políticamente contenidos políticos. Ahora mismo somos una asociación y una cooperativa, lo que nos ha llevado a investigar el cooperativismo, el mutualismo y la economía social como formas de reflexión y de intervención sobre nuestro contexto. Para nosotras es importante sentirnos parte de una comunidad que nos sostiene. El trabajo editorial nos exige una atención mayor a este sujeto colectivo que de alguna forma modula nuestros contenidos y sin el que no tendría sentido hacer nada de lo que hacemos. Así que si pensamos más en este sentido que en el mercantil, el reto de sobrevivir aportando un contenido cultural a nuestras comunidades de proximidad es apasionante.

Aprendizajes/Referentes para vosotros o vuestro proyecto:

En el momento en el que surge consonni una de las grandes referencias era Artangel en Londres, después MAP en Estocolmo, SKOR en Holanda. Todas agencias que trabajan el arte desde una perspectiva alejada de lo expositivo. Algunas de ellas próximas a la noción de arte público. A día de hoy sin embargo, nuestras referencias son diversas. Aprendemos de otros modelos bien distintos como los podcasts La Cafetera, Sangre Fucsia, Carne Cruda, Radio MACBA, medios como El Salto o Pikara Magazine o las editoriales Traficantes de sueños, Pepitas de Calabaza, Hojas de Lata, Periférica en España o Almadia (México), Metales Pesados (Chile), Editora Impronta (México), Caja Negra (Argentina)… Además todas nuestras librerías cómplices repartidas por todo el Estado español son una fuente de inspiración y aprendizaje muy importante. Desde hace ya unos cuatros años que apostamos por la autodistribución y la distribución de otras editoriales. Mantener una relación directa y próxima con libreros y libreras es fundamental, desde las independientes a cadenas más grandes, pasando por las tiendas de museos y centros culturales. Aprendemos mucho de cada cómplice (autor*s, artistas, editoriales, librerías…) que nos cuenta su experiencia. Para nosotras la escucha es una herramienta de aprendizaje fundamental.

Libros de consonni en la Feria Bala de Bilbao, 2018. Autoría: consonni

 

¿QUÉ ES PARA VOSOTROS EDITAR?

Para nosotras editar es amplificar contenido crítico. Investigar y detectar lo que queremos difundir y ponernos manos a la obra para lograrlo en las mejores condiciones posibles. Editar es leer mucho, es escuchar a autor* y librer*s, es visitar librerías e imprentas, es hablar, debatir y dialogar, equivocarse y aprender. Editar es publicar libros pero lo importante es el contenido, que es sobre todo textual pero que a veces adopta otras formas artísticas. Por ejemplo invitamos a artistas y compositoras musicales como Mursego o Mabi Revuelta a leer desde su propio lenguaje artístico un capitulo del libro Yo veo / Tú significas de Lucy Lippard. O en otra ocasión invitamos a la artista Itziar Okariz a hacer una performance a partir del mítico libro Una habitación propia de Virginia Woolf que tradujimos al euskera, bajo el titulo Gela bat norberarena. Otro ejemplo de esto es cómo una de nuestras últimas novedades,”Video Green” de Chris Kraus, cuenta con una intervención artística, Marcapáginas, de la artista Maider López, que surge de una cita del libro. A partir de una reflexión sobre el fetichismo de los objetos, la propuesta de Maider López consiste en recolectar recuerdos que diariamente usamos como marcapáginas. Gracias a la participación de cientos de personas, diferentes evocaciones a su cotidianidad personal se incluyen en cada volumen impreso. Esta edición en castellano está reproducida en serie, pero cada libro cuenta con una particularidad irrepetible, la vivencia de alguien.