PERFIL

¿Cómo comenzaron?

El proyecto surgió en un contexto temporal en el que la crisis económica había minimizado las plataformas de visibilización del trabajo de artistas y arquitectos. De una manera desprovista de pretensión, más allá de sacar a la luz proyectos que de otra manera quedarían en un cajón, realizamos un primer “asalto” en una carbonería madrileña aún en activo para mostrar el trabajo del artista vasco Raúl Domínguez. Poco después pensamos que también queríamos profundizar en el libro como arquitectura que genera un espacio productivo y abordamos nuestra primera publicación como una suerte de poemario-manifiesto, reivindicando el entrecruzamiento entre la poesía y las artes plásticas que había caracterizado las vanguardias históricas y que sentíamos que en el momento presente se estaba perdiendo debido a la especialización disciplinar.

Filosofía de trabajo/Política editorial:

Concebimos cada proyecto concreto de una manera autónoma porque cada uno parte de presupuestos distintos y es susceptible de requerir atenciones diversas. En los doce libros que hemos publicado hasta el momento y, partiendo de la base de que se trata de un espacio que ofrecemos al artista para intervenirlo, son sus condicionantes y propósitos los que hacemos nuestros. Sí que ha resultado esencial la colaboración con diseñadores y su involucración porque han ayudado a construir lo que se quería en cada momento y han enriquecido notablemente los proyectos. Por lo que se refiere a los “asaltos” siempre han surgido por una conjunción –casi amorosa– del trabajo de algún artista o arquitecto con un espacio físico concreto y una reflexión común sobre el entorno construido, su significado y la práctica que desarrollan.

Organización/Metodología de trabajo:

Lo primero y esencial es la curiosidad por todo lo que sucede en el tejido artístico que nos rodea y, en la medida de lo posible, el de fuera. La atención, el estudio y la profundización es la que nos lleva a muy diversos ámbitos que, por supuesto, tienen que ver con la lectura de todo lo relacionado, bien sea a través de libros, prensa o internet, como conversaciones, debates, presentaciones, exposiciones. Es muy importante, asimismo, conocer de primera mano el espacio de trabajo de artistas y arquitectos y sus métodos y procesos. Una vez que vemos claro lo que nos gustaría hacer algo con alguien o con algún colectivo concreto, comenzamos a pensar cómo podríamos construir algo para que se expresara y concibiera en una obra. Después llega todo lo demás.

Modelo de gestión/financiación:

Totalmente autogestionado. Intentamos ­­–no siempre con éxito– que cada proyecto se sostenga por sí mismo. Lo que mejora esa base se destina íntegramente a nuevos proyectos. Nunca hasta ahora hemos repartido beneficios (por suerte, cada uno de nosotros vive de otras ocupaciones). Solo en una ocasión hemos contado con una ayuda para la edición de un libro y, evidentemente, eso es algo infrecuente pero te permite trabajar en ese proyecto con una tranquilidad maravillosa.

Aprendizajes/Referentes para vosotros o vuestro proyecto:

Los referentes los vas acumulando a lo largo de toda una vida, con lo cual resulta difícil identificarlos y más en un proyecto colaborativo como es este en el que cada uno tiene los suyos y, a su vez, los comunes. Probablemente siempre nos ha atraído, al menos a alguno de nosotros, esa toma de posición tan supuestamente naïf de Gilbert & George “To Be With Art is All We Ask”, una cierta sensación de no saber de qué manera ni en qué posición pero tener la voluntad y el deseo de estar involucrado en las prácticas artísticas, de estar aprendiendo con los artistas. Por otro lado, y en cuanto a las formas de hacer, para nosotros ha sido siempre paradigmático y es lo que hemos tratado de aplicar ese principio del punk: no tienes lo que quieres, da igual, háztelo tú mismo.

Fortalezas del proyecto:

Alguien nos dijo una vez que lo que más le atraía de Caniche era la capacidad de profanar los formatos. Probablemente situarnos en terrenos híbridos y desprejuiciados ha sido la mayor fortaleza del proyecto y lo que ha podido atraer a artistas o arquitectos a querer hacer algo con nosotros. En ese sentido, hemos sido siempre absolutamente permeables y lo que producimos no responde a lógicas preconcebidas ni prediseñadas sino que aparecen después de una amplia reflexión sobre qué hacer y por qué. No obstante, pese a la diversidad y a que afrontamos cada nuevo proyecto como un universo en sí mismo, creemos que, poco a poco, se ha ido consiguiendo una identidad, unas líneas comunes reconocibles, como un aire de familia.

Debilidades del proyecto:

La distribución editorial es tremendamente complicada y absorbente. Desde el primer momento pensamos que queríamos conocer el sector desde abajo, por eso, además de vender en la web, hemos tratado directamente con las librerías y asistido nosotros mismos a las ferias. Es un trabajo sin duda enriquecedor, pero agotador. Y el sistema librero no lo pone fácil porque está pensado, incluso desde lo informático, para tratar con empresas distribuidoras. Detenerse para tratar directamente con una pequeña editorial como nosotros, el simple hecho de dar de alta un libro, supone para ellos un esfuerzo extra que en algunas ocasiones no pueden permitirse. Añádele facturar en plazo. En estos momentos estamos valorando trabajar con una distribuidora profesional que pueda entender y atender las peculiaridades de Caniche. Estamos en esa búsqueda o en generar lazos con plataformas que se encuentren con problemas similares.

Motivaciones para seguir trabajando:

¡Se están haciendo cosas tan interesantes! Todo nos motiva.

 

REDES / COLABORACIONES / AGENTES ASOCIADOS:

Os contestaremos desde un punto de vista propositivo, citando plataformas con las que nos gustaría estar mezclados. Hemos aprendido mucho del concepto de “productora” que lleva años desarrollando Consonni; nos atraen proyectos editoriales como el que ha montado Moisés Puente, que es probablemente la persona que más sabe de arquitectura de España por su labor de editor en Gustavo Gili y ahora a través de una plataforma propia que únicamente puede surgir desde un amor absoluto a lo que hace; nos gusta mucho también cómo han generado espacios para la reflexión y el conocimiento Esnorquel, de Sonia Fernández Pan, o Bulegoa… Y, por supuesto, proyectos que resultan inclasificables y que te muestran que todo es posible, desde Debajo del Sombrero, con los que ya hemos colaborado y que ponen de manifiesto que las formas de aprendizaje son más ricas y diversas de lo que pensamos, o Austrohúngaro, que es probablemente el ejercicio de resistencia más bello que existe.

 

¿QUÉ ES PARA VOSOTROS EDITAR?

Dar forma, envolver, arropar, vestir. Nos gusta la idea de ser uno de los hilos que une al artista con el público, ya sea a través de la imagen, de las formas o de la palabra.

 

 

Imagen 1:”Historia de la fuerza”, de David Bestué.
Imagen 2: “Urbanismos de remesas”, de Husos Arquitectos.
Imagen 3: “The way things go”, un proyecto de Paula García-Masedo, con MAIO y Taller de Casquería.
—–